“El cliente siempre tiene la razón” frase que servía de premisa para brindar una atención satisfactoria a todo cliente/usuario/consumidor que hacía uso de un servicio o realizaba alguna compra… hoy es una utopía.

Precisamente en este blog, a través de agridulces reseñas (puede que sean más agrias que dulces), estaremos tratando de rescatar esa histórica premisa y diciéndole de alguna forma a quienes brindan los distintos servicios: “¡Lo estás haciendo mal, inepto!”

No sé, tal vez logremos algo…